Un largo camino a la Independencia: Por aquel entonces sólo se llegaba a Tucumán en carreta, con excepción de Manuel Belgrano que arribo en un carruaje “último modelo”. El viaje desde Buenos Aires a Tucumán tardaba entre 25 y 50 días.